Sopa Miso Tradicional Japonesa

Hola a todos y bienvenidos a una nueva receta. En esta ocasión vamos a preparar una receta que llega humeando desde Japón: Sopa Miso Vegana. Cada día sois más personas las que seguís este blog desde diferentes partes del mundo. Esta receta está pensada especialmente para los que vivís en lugares en los que ahora hace frío y lluvia.

Tal y como indica su nombre (Sopa Vegana Miso) el ingrediente estrella de esta receta es el miso. Si no lo conoces no te preocupes, ya que te voy a contar un poco sobre su historia y cuáles son sus características más destacadas. Puede que cuando vayas a comprarlo veas que existe una amplia variedad de misos y no sepas muy bien cual elegir. Los misos más comunes son (de sabor y color más fuerte a mas suave): Hatcho MisoMugi MisoGenmai MisoShiro Miso. Vamos a ver un poco más de cada uno de ellos.

  • Hatcho Miso: Es el miso más puro de todos y el que más tiempo de fermentación tiene. Esto hace que sea de color marrón muy oscuro, que cueste un poco diluirlo en el agua cuando vamos a hacer la sopa y que sea el de sabor más fuerte. Esta elaborado 100% de soja por lo que es APTO para celiacos y es el que más proteínas nos aporta. En lo que se refiere a propiedades medicinales es el más indicado para tratar diversas dolencias como sensación de devilidad y problemas digestivos. Además de ser el más medicinal de todos también se utiliza en la elaboración de pickles.
  • Mugi Miso: Es el miso más consumido al ser de sabor un poco más suave que el Hatcho Miso y tener una textura más cremosa. En lo que se refiere a propiedades medicinales se asemeja mucho al Hatcho Miso sin llegar a alcanzarlo en este aspecto. A nivel culinario es el más utilizado por su gran versatilidad en la cocina. A diferencia del Hatcho Miso no está elaborado 100% de soja, sino que suele mezclarse con Cebada lo que hace que NO SEA APTO para el consumo de personas celiacas. Si vas a empezar a comer miso este es el que más te recomiendo para irte acostumbrando poco a poco a este nuevo sabor.
  • Genmai Miso: Esta variedad tiene un tiempo de fermentación menor que el de los dos anteriores, por lo que tiene un color y un sabor más suaves. En esta ocasión este tipo de miso se elabora mezclando la soja con arroz integral y es uno de los más utilizados dentro de la dieta macrobiótica. Si es un miso de buena calidad y de elaboración tradicional también ES APTO para celiacos al estar elaborado a base de soja y arroz.
  • Shiro Miso: También se le suele llamar “Miso Blanco” por su tonalidad tan clara. De sabor es con diferencia el más suave y “agradable” de todos. Al igual que el Genmai Miso este también está elaborado a base de arroz con la diferencia de que en esta ocasión no es integral. A nivel de propiedades es el que menos posee al tener el tiempo de fermentación más reducido de los cuatro. Se utiliza mucho en cocina para elaborar gran cantidad de sopas, salsas y aderezos. En esta ocasión también es un alimento APTO para celiacos. 

Ahora que hemos visto un poco más sobre los tipos de miso que podemos encontrar en el mercado vamos a conocer un poco mejor su historia y cómo se elaboran. Lo primero es saber que el miso es el resultado de fermentar el puré de soja, cebada y/o arroz con sal marina. El tiempo que pasa en la barrica (“curación”) oscila entre unos pocos meses hasta varios años. Cuentan que los japoneses aprendieron a fermentar la soja de los monjes budistas siendo los primeros los encargados de perfeccionar la técnica con el paso de los años. En un primer momento tan solo se elaboraba en Hatcho Miso, pero poco a poco se fueron introduciendo cereales en el proceso de fermentación.

A la hora de comprar y cocinar el miso hay una serie de indicaciones que se deben de tener muy presentes. En lo que se refiere al producto en sí es muy importante comprar un miso de buena calidad y elaborado de forma tradicional. Aunque nos cueste un poco más de dinero es mucho mejor, ya que evitamos productos como el glutamato monosódico o el azúcar. En lo referente a la hora de cocinarlo es básico que NUNCA llegue a hervir para que las bacterias que se producen durante el fermentado sufran lo menos posible. Por este mismo motivo, es básico comparar un miso que especifique que no ha sido pasteurizado antes de ser embasado.

Ahora que ya sabes más sobre el miso y sobre cómo cocinarlo vamos a ver cómo preparamos nuestra Sopa Miso Vegana.

Ingredientes:

  • Un trozo de wakame de unos 5 centímetros (alga comercializada en la mayoría de grandes supermercados y en herbolarios).

  • Una taza de cebolla cortada en láminas finas.

  • 1/4 de taza de zanahoria cortada en láminas finas.
  • 1/4 de taza de puerro cortado en medias lunas finas.
  • 1 litro de agua (mejor si es de manantial o filtrada).

  • 1 cucharada y ½ de miso sin pasteurizar (mejor hatcho miso).

  • Un poco de perejil o verde de cebolla fresca para decorar.

Elaboración:

Paso 1: Lavar el alga wakame y cortarla en trozos pequeños. En un cazuela se añade el alga, la cebolla, la zanahoria y el puerro y se cubre con el agua.

Paso 2: Esperar hasta que hierva y bajar el fuego hasta que deje de burbujear. Dejar cocinar durante 20 minutos.

Paso 3: Con la ayuda de un cazo sacamos un poco del líquido de la sopa a un bol y mientras está caliente se añade el miso y se revuelve hasta que esté bien disuelto. Añadimos todo a la cazuela y se cocina de 3 a 5 minutos SIN que hierva en ningún momento. Esto es esencial para que el miso mantenga todas sus propiedades.

Paso 4: Dejar reposar y tomar caliente decorada con un poco de verde de cebolla fresca cortado fino o con un poco de perejil.

Consejo: En caso de no encontrar miso puedes hacer la sopa con salsa de soja. Para ello vas añadiendo salsa de soja al litro de agua hasta que coge el color del té. En este caso estará muy buena de sabor pero no tendrá las propiedades que nos aporta el miso.

Si te gustan las recetas sanas y el estilo de vida saludable, te animo a que me sigas en mis redes sociales InstagramFacebookTwitter y YouTube para no perderte nada de lo que comparto. Además, puedes echarle un vistazo a mis libros de cocina vegana saludable. Si compartís la foto de alguna de mis recetas en Instagram no olvidéis el #DavidGuibertChef para que pueda encontraros.

Si te apetece empezar a vivir de forma más plena y mejorar tu relación con la comida no te puedes perder la web VidaMindful

Un abrazo y hasta el próximo post.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s