Superalimentos | La otra cara de la moneda

Hoy toca abordar un tema del que no hemos hablado nunca: Los superalimentos. Antes de comenzar mi formación como experto en cocina crudivegana prácticamente ignoraba su existencia. Alguna vez había oído hablar de ellos, pero al ver sus elevados precios perdí el interés. Ahora que conozco sus propiedades y usos hay un par de reflexiones que me gustaría compartir contigo.

Antes de nada quiero que pienses en cómo nos suelen presentar a los superalimentos la primera vez que nos hablan de ellos. Una posible aproximación sería algo parecido a esto: “Ante la calidad de nuestros alimentos que en estos días no son tan nutritivos como lo fueron años atrás, vivimos sin la cantidad de nutrientes esenciales necesarios para la óptima salud. No es mala idea por tanto introducir en tu dieta algún superalimento. No es una solución para todas las enfermedades, pero es un complemento alimenticio perfecto dentro de una dieta bien equilibrada“. ¿Te suena verdad? Si es la primera vez que escuchas hablar de este tipo de productos te animo a que busques más información sobre ellos. El boom de los superalimentos comenzó hace ya varios años con la comercialización de las famosas bayas de goji. Era muy común que mucha gente consumiese a diario las bayas del himalaya pensando que con ellas cesarían todos sus males y problemas. Pero como suele suceder, no todo es tan bonito como nos lo pintan.

Cierto es que tienen unos porcentajes de antioxidantes, vitaminas, minerales… muy superiores a los que se encuentran en otros alimentos. Pero ahora piensa que esas propiedades se suelen medir tomando como referencia un consumo de 100 gr. Es este pequeño detalle, que suele pasar desapercibido, el que lo cambia todo. Vamos a tomar como referencia para este artículo el Açai. El Açai posee una cantidad de antioxidantes (5 veces más que los arándanos) muy superior al del resto de alimentos. Lo que sucede es que su consumo, normalmente en batidos y/o licuados, se realiza en dosis muy reducidas. Una cantidad promedio podría estipularse en una cucharada (7,5 gr aproximadamente) frente a los 100 o 150 gr de arándanos que se consumirían en dicho batido. Antes de ponernos a hacer cálculos hay que tener en cuenta que una fruta deshidratada reduce sus niveles de agua hasta llegar a pesar aproximadamente un 20% de su peso inicial.

Basándonos en todo esto, esos 7,5 gr de açai seco equivaldrían aproximadamente a unos 37,5 gramos de producto fresco. Para igualar el poder antioxidante de estos 37,5 gramos necesitaríamos comer más o menos 190 gramos de arándanos. Como puedes ver no hace falta consumir superalimentos para beneficiarnos de sus propiedades. Siguiendo con el ejemplo del açai unos 125 gr (con una equivalencia de producto fresco de unos 625 gr) liofilizados y en polvo se venden por unos 20€. La misma cantidad de arándanos ecológicos frescos se puede conseguir pagando unos 6 o 7€. La diferencia de precio es significativa. Pero si dejamos de lado por un momento sus beneficios para la salud y miramos los beneficios para el planeta, la balanza se desequilibra de forma drástica. La mayoría de superalimentos se producen a miles de kilómetros de su lugar de consumo, por lo que su exportación supone un coste ecológico elevado para el planeta.

Con todo esto no quiero que veas los superalimentos como un producto turbio. Lo que busco es que te pares por un momento a pensar en los pros y en los contras antes de comprar este tipo de productos e intentes tener un consumo responsable y consciente.

Espero que hayas disfrutado del articulo. Un abrazo y nos vemos en el próximo post.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s